Cómo me encontró mi vestido…

Pues como os adelantaba, por fin lo encontré!!! Y he de deciros para tranquilidad vuestra, que sí, que sientes que es el tuyo… pero antes de adelantar más acontecimientos os resumo.

Me fui a Vertize Gala de Móstoles donde me atendieron magníficamente, como llegué y había otras dos chicas probándose me metieron en un probador chiquitín pero muy cómodo ya que las cortinas eran como las de mi casa y así me sentí, como en casa.

Yo había contactado con Chelo en la feria de las 1001 bodas, pero me atendió otra chica majísima también, la verdad es que allí parecen todas majas, muy al contrario de lo que me encontré en Eva Novias o en  Pronovias.

Pues cuando llegué a la tienda tuve que hacer la ya conocida selección de vestidos,…yo sólo elegí 4, si, a mi me da por ahí, incluso mi madre y la chica me decían que eligiera más pero no había más que elegir,…yo pensé que allí tendrían la colección de Aire Bcn, pero no estaba.

Bueno pues de los 4 vestidos que me probé no hubo ninguno que no me gustara pero tampoco hubo ninguno que me causara una sensación especial, salvo uno que me puso una pequeña sonrisa… Estos vestidos tenían un 15% de descuento por haber cogido la cita durante la Feria de las 1001 bodas, y a partir de este momento tendría dos días para pensármelo y decidir para poder aplicarme ese descuento. Cómo al día siguiente tenía cita en Aire Bcn, Rosa Clará y Charo Peres, pues no decidí hasta ver lo que me esperaba.

Pasé toda la tarde dándole vueltas, si debía esperar, si no, si había encontrado uno que me había gustado,… y llegó el día siguiente.

Fuimos a Aire Bcn en la Calle Mayor, en Madrid y llegamos las primeras, nos atendió la increíble Macarena, profesional y simpática a rabiar, pero de las de verdad, sencilla y agradable. Hicimos la selección y creo que en total Macarena apuntó 7. De esos, había uno que en los catálogos que me apasionaba,…”ese te lo probaré el último”

El primero que me probé, era espectacular, me quedaba perfecto y parecía que podía salir de allí directamente con él, de ensueño,….Macarena que vio nuestra reacción decidió a continuación probarme el que a mí me volvía loca.

Cuando subió la cremallera del vestido, me empezó a entrar un calor por el pecho que me erizó toda la piel, la emoción de mis ojos se desbordó y cuando miré a mi madre por el espejo y vi que su sensación fue la misma, supe que era el mío. Estaba deslumbrante, única, espectacular,…increíble, supe que esa era la sensación que decidiría por mí que era el elegido. Dejé la señal con mi descuento correspondiente también por haber asistido a la Feria y nos fuimos a celebrarlo con un café con trufa y napolitana de chocolate correspondientes. De ahí cancelé las otras dos citas. Bueno, en Rosa Clará no me cogieron el teléfono, ni me abrieron la puerta cuando intenté avisarles y hasta hoy no he tenido noticias, pero tan feliz, allá ellos…

Por lo tanto chicas, existe esa sensación, buscarla, porque hasta ahora sé que no me he equivocado y sé que no hay otro. Tu no lo eliges a él, el te elige a ti…y lo notarás.

3 Replies to “Cómo me encontró mi vestido…”

  1. Sinceramente, nada más comenzar a leer, me he sentido tan identificada! A mi, me ocurrió igual. El vestido que más me gustaba, me lo dejaron para el último a probar. Me fui probando uno a uno, todos me parecían preciosos, pero siempre había algún detalle que no me terminaba de convencer, pero ese detalle era insignificante…hasta que me probé el último, el que me había llamado la atención. Me ayudaron a ponérmelo y, en el mismo momento en que saque la cabeza y miré al espejo, me puse tan colorada, tan nerviosa y con unas lagrimitas a punto de caer… Era el vestido. Todo me encantaba, no había duda alguna. Me giré a mi madre y a mi hermana y ambas a la vez afirmaban con la cabeza, emocionadas. Fue un momento tan especial. Disfrutádlo todas al máximo! Por cierto, también fuimos a merendar para celebrarlo!

    1. Que bien Sonia!!!! Que sensación más buena. Me alegra saber que la emoción cuando sabes que es el tuyo existe, porque hay novias que todavía no se lo creen. Gracias por seguir el blog y por tus comentarios. Besos

  2. […] llena de ilusión y de ganas, por ponerme otra vez ese maravilloso vestido que me estaba esperando el día que lo elegí,… aunque ya le he sacado provecho utilizándolo el alguna ocasión que otra, estaremos de […]

Deja un comentario