El problema con los fotógrafos y las bodas

Hoy trataremos este tema que a más de unos novios ha traido de cabeza,…y es uno de los servicios como ya hemos comentado en otras ocasiones de gran importancia en nuestro “Gran Día”

La fotografía es el arte de captar el presente justo en el instante en el que está pasando. Una tarea difícil donde las haya y expuesta a la crítica como la que más, sin embargo una tarea a la vez gratificante. Esta realidad toma su mayor expresión en los fotógrafos especializados en bodas. Y es que boda y fotografía van irremediablemente unidas para alegría de unos y desesperación de otros.

Fotografos de bodasPermitidme ese tono un poco gris pero conozco gran cantidad de casos en los que la satisfacción por el trabajo fotográfico ha sido nula y con ello los recuerdos de un día especial quedan difuminados. Pero ojo aquí la culpa no es solo de fotógrafos, los novios también tienen algo que decir. Y es que muchos de los futuros matrimonios no conocen muy bien sus gustos fotográficos así como los diferentes estilos de los fotógrafos, en este punto estaréis de acuerdo que el marido se desentiende y el peso recae en una apurada novia.

Hay que preguntarse qué tipo de reportaje queremos porque este  puede ir desde el más tradicional al más atrevido, desde un estilo clásico de posados hasta el estilo fotoperiodista basado en la naturalidad. Y dentro de estos estilos hay mil variables como por ejemplo el caso de La Exclusiva de la Boda que te realiza un reportaje al estilo prensa rosa, tomándote como celebrity, gracias a un equipo de periodistas y publicistas especializados en el tema. Una alternativa divertida que te hará llegar las portadas de las revistas a casa en un tono distendido y como recuerdo para novios e invitados.

Pero hasta llegar al punto de elección del fotógrafo en cuestión hay que pasar por un proceso de auto conocerse y sobre todo conocer al fotógrafo. Conocer al fotógrafo no es ver sus mejores trabajos sino observar y evaluar sus reportajes enteros, entender su estilo así como su empatía para darse a entender.

En el mundo de la fotografía existe mucho fraude ya que cualquiera con una cámara se considera fotógrafo, un flaco favor a la profesión y a los novios. Existen profesionales muy serios y estos son los que se sientan con los novios, conocen sus gustos, realizan un estudio de los emplazamientos para al final proponer un trabajo acorde a su estilo pero sobre todo al deseo de la pareja.  Estos  dejan el acuerdo firmado en un contrato como garantía y todos los gastos vienen detallados para no dejar lugar a las desconfianzas.

Foto anillos

Preguntad a un fotógrafo que opina de las bodas y depende de su contestación y del brillo de su mirada encontraréis la sinceridad en sus palabras. Este fotógrafo tiene que amar las bodas, saber el valor de su trabajo ese día y no ser un mercenario en busca del dinero fácil y las fotos prediseñadas.  A estas alturas un fotógrafo jamás se podrá escudar en un más o menos logrado book, casi todos lo tendrán y mostrarán lo mejor de su trabajo, sino en la forma en la que viva su trabajo.

Porque una boda jamás puede quedar desenfocada por la elección de la cámara erronea.

Deja un comentario