No te la juegues con el fotógrafo de la boda

Las fotos de una boda son uno de los mejores recuerdos que te puedes llevar de ese día tan mágico, por eso no hay que jugársela confiando esta labor en gente que no sabe, o lo que es peor, hacerlas con un móvil debido a la irrupción ahora de Instagram donde se comparte todo.

 Esto de Instagram no es ninguna tontería, existen ya parejas que han decidido pasar del fotógrafo de la boda a hacer su álbum basado en las fotos que iban haciendo los invitados y que compartían con un hashtag o con una mención. Está muy bien porque es una forma diferente de recordar la boda, y además lo ve al momento gente que no ha ido, pero no se puede sustituir esto por el álbum que te va a hacer un profesional. ¿Te la juegas con uno de los mayores recuerdos que te puede quedar para siempre?
Evidentemente, es uno de los gastos grandes a realizar, junto a otros como el del banquete, los trajes, desplazamientos… pero es algo que no se puede recortar.
Hay que planificarlo con cierto tiempo, buscar entre varios y hablar con ellos para ver lo que pueden ofrecer. Algunos hacen solo fotos y otros incluyen el vídeo. La opción del vídeo está bastante bien porque luego lo puedes compartir con los invitados e incluso si no te da pudor subirlo a YouTube o Vimeo y que lo vean todos tus conocidos que no asistieron.
Además, es recomendable hacer unas fotos de prueba antes de la boda,  para que el fotógrafo conozca mejor a la pareja y así se vea el trabajo que puede hacer. Quedan muy majas y es otro bonito recuerdo, algo más natural y del día a día de los novios. Las puedes hacer como pre-boda, save the date o como quieras…
Como este tipo de fotos:foto-preboda
Respecto a las fotos de boda, hay de todos los gustos. Desde los más clásicos a los más originales  (hay algunos que se pasan de ser demasiado originales) Lo aconsejable es que antes de la boda se pacte los lugares donde se harán las fotos una vez que haya acabado la ceremonia, para así ajustar mejor la hora del banquete y que los invitados tengan que esperar menos, ya que en ocasiones se demora mucho y alguno se llegar a cansar de la espera.
Los sitios emblemáticos de la ciudad de la boda suelen ser los más elegidos. Ya que los novios suelen tener bonitos recuerdos de su noviazgo por ciertos lugares.
Un tema de difícil elección es la foto con los familiares. Dependiendo de donde se haga la ceremonia es complicado hacerla allí, por el tránsito de gente que puede pasar y porque se va más rápido de tiempo. Muchos profesionales están optando ya por hacerla directamente en el banquete por mesas, sobre todo si se hace en una finca ya que hay más espacio y al final de un simple vistazo recuerdas como los sentaste exactamente.
En resumen, la elección de un fotógrafo para tu boda es una de las más importantes del evento, como ya os hemos comentado en diversas ocasiones,  porque va a ser uno de los mejores recuerdos que vas a tener siempre. No hay que jugársela, mirarlo bien y elegir el que más guste.

Deja un comentario