Pon una hermana Ana en tu vida y en tu boda

La verdad es que no recuerdo muy bien el día que nos conocimos,… seguramente fue el día que conocí a esta gran familia. Bueno, os comentaré de quién hablo.

Resulta que un verano mi hermano conoció a la que hoy es mi cuñada Lucía. Mi cuñada tiene una familia grande, bueno… más grande que la mía, son 4 hermanos y cada uno con sus parejas etc… pues a lo que voy es que el día que conocí a Ana no se si les conocí a todos a la vez,… y tendría piropos para todos… Mi María, mi Ramón…y esos hermanos  y cuñados postizos que me he echado que al final son parte de mi familia, entre ellos se llaman hermano tal, hermano cual…y yo les considero de la misma forma y termino llamándoles igual.

No recuerdo el momento exacto en que Ana y yo nos vimos por primera vez, ni la sensación que me causó, pero a día de  hoy, se ha convertido en alguien muy importante y especial de nuestras vidas,…

Intentaré que os hagáis una idea,…Ana es esa persona que le hacen falta que los días tengan 72 horas, que haya movimiento a su alrededor, no puede estar un momento sin crear ni inventar, es de esas personas que se pide un día libre no para irse de fin de semana, lo pide para preparar comida porque va a celebrar su cumpleaños y se tira un día entero en la cocina, que se pasa medio año buscando el mejor sitio para ir todos de vacaciones,…es de esas que no puede escucharte decirla la frase “se me ha ocurrido” porque antes de que finalices ya te ha creado 100 muestras, con 70 variables, en varios colores y adaptado a cualquier rincón, si oye “ayuda” se ha presentado con los Bomberos, la Guardia Civil, y 7 u 8 coches de policía y su súper set de primeros auxilios… si, es de esas personas que siempre he pensado que NO SON DE ESTE PLANETA.

mujer-pulpo-490x300

Hoy  le quiero dedicar este post, porque además de ser su cumpleaños, que no se exactamente cuantos cumple, pero de que sólo mirarla una se muere de envidia y dice la frase esa de “ojalá a tu edad esté como tú”... físicamente, mentalmente y lo más importante con esa vitalidad y ese buen humor, pues además de eso, porque dedicó mucho de su tiempo ha hacer mis sueños realidad en mi boda en forma de carteles, invitaciones, regalitos, kits de supervivencia y miles de cosas más, se convirtió junto con mi cuñada Lucía en mis hadas madrinas, vino a ver  a Rocío y le hizo una cesta increíble nada más nacer, porque siempre que abro la boca está ella para ayudarme en todo lo que necesite y porque es la persona menos egoísta y más humilde que conozco y no para de complacer a los demás.

Aunque he tenido la suerte de que no sólo es una hermana Ana, también es una hermana Mari, un hermano Jose y una súper hermana Lucía que no puede mimarnos y querernos más. Y lo mejor de todo es que lo demuestra todos y cada uno de los días, tendría que dedicar otro post a hablaros de ella y de mi hermano que son parte de mi alma y parte muy importante en nuestra boda.

Gracias Hermana Ana, porque eres increíble, porque eres especial y porque tenemos la suerte todos de tenerte en la familia. Jamás podré agradecerte lo suficiente el tiempo dedicado y perdido en mi. Gracias y esta pequeña familia te desea lo mejor en tu día. Y este es el segundo regalito que te esperaba hoy… y como siempre, no lo olvides. ¡TE ADORAMOS!

Deja un comentario